dimecres, 19 de març de 2014

Carta d'una família de l'escola

Mentre editem la segona edició del vídeo d'alguns testimonis del pas de la nostra escola a l'ESO, volem compartir amb vosaltres aquesta carta que ha escrit una família de l'escola.

Hola soy la madre de Cora. Yo no pude venir a la reunión de aula y no pude ver el vídeo. Ahora que lo he visto me ha gustado mucho. Supongo que todavía hay personas que no creen en este sistema de enseñanza y piensan que con él no llegarán lejos sus hijos.  Janira fue una de las primeras en ir a este sistema de enseñanza, empezó en p4 y en su clase sólo habían unos siete niños de los cuales terminaron el colegio sólo tres el resto no confió en él.
La verdad es que como era la novedad también teníamos algunas dudas  pero no porque no aprendieran, sino por el sistema de la ESO que no sería el mismo.  Ellos han tenido muchas materias que los demás colegios no han realizado, como las salidas un día a la semana con la naturaleza, (Cora esto ya no lo ha realizado), te puedo asegurar que aprendieron muchísimo incluso más que si hubieran hecho naturales desde el aula.

Ahora está en 1º de la ESO y no he visto niña más feliz que ella en lo que conlleva al instituto.  No es diferente a los demás ni es más tonta por no haber hecho deberes ni exámenes en la E.G.B  (incluso algunos  profes la llaman la niña alegre...). Están contentos con ella  y ella es súper feliz de aprender ahora de otra manera.

El instituto le ha ido genial y no digamos el cambio, es lo mejor que he podido hacer por ella, haberla apuntado al Antonio Machado a pesar de las críticas que tuvimos que soportar por parte de padres con otro sistema de enseñanza, incluso me llegaron a decir que con este sistema no sería nada en la vida.
Pues pienso como el niño que para llegar a ser algo primero tienes que aprender a ser feliz y por suerte ella lo es...

Cora es muy creativa  y esta enseñanza a través de "espais d'experiències"  le dan la oportunidad de desarrollar lo que la hace más feliz, por lo que aprende un montón.

Estoy segura que en la enseñanza tradicional aprenderán muchas mates, lengua, sociales...   pero no dejan crecer emocionalmente al crio ni que el encuentre su verdadera vocación para poder desarrollarla.

Me hubiera gustado ir y poder explicar a los padres que estén tranquilos que sus hijos están en buen centro académico, que si su hijo/a no quiere estudiar o no da la talla no es culpa de centro (ni de este ni de uno tradicional),sencillamente no está motivado ni han sabido darle la oportunidad de saber qué es lo que le motiva, por eso yo os animo a que sigáis haciéndolo como hasta ahora.

Yolanda Rozas

Cap comentari :

Publica un comentari a l'entrada